Simplemente Clara

Pausada, tierna, sensible…
Así es Clara, uno de esos seres que no destacan por lo que hacen,
sino por lo que son. Una pequeña payasita, a la que le encantan
sus zapatos rojos y sueña con patinar.
Con su tierna mirada y sus sutiles y suaves gestos conquista y
enamora a todo el mundo con su personalidad magnética, sobre
todo a su compañero inseparable, el titiritero.
Así es Clarita, simplemente Clara y ésta es su historia, una historia
que dice mucho sin explicar nada.
Simplemente Clara es un espectáculo poético y sensorial, que
arropado por la música consigue conectar con el público y crear
un ambiente mágico, lleno de complicidad y delicadeza.